Juliana Lima

Juliana Lima nació el 8 de enero de 1985 en la ciudad de Petrópolis, en las montañas de Río de Janeiro, Brasil.

Hija de Catarina y Sebastián Lima, creció en una familia católica, pero su primer contacto con la música católica fue a los 6 años de edad, cuando acompañó a su padre, que tocaba la guitarra en el grupo de oración en la Comunidad San Francisco de Asís.

A los 13 años, después de un año de discernimiento obtuvo permiso para cantar en el ministerio de música y festivales vocacionales. Su experiencia de fe ocurrió en el 2000, durante un retiro para jóvenes, denominado experiencia de Oración. En ese mismo año, ingreso al coro de niñas cantantes de Petrópolis, donde estudió canto coral, Santo y el canto popular.

Cuando terminó el tiempo permitido en este coro, siguió cantando en parroquias, pero con el sueño de ser una cantante de música popular brasileña. Después de algunos años, se dio cuenta del vacío que sentía como cantante secular.

En un domingo al final de la Santa Misa, el sacerdote de la época, el Padre Quiña (fallecido), la llamó en particular y le dijo: "Hija mía, Dios quiere más para ti. Deja la comodidad de tu ministerio y vete a aguas más profundas con tu canto”. Ahí comenzó una nueva historia, Juliana desde entonces se ha consagrado y dedica su canto a la evangelización, cantando en las misas, retiros para jóvenes y religiosos. Actualmente participa en el proyecto 10 talentos (producido por Junior Cabrera) y mira esta oportunidad como un regalo de Dios en reconocimiento a su llamado.

"Tengo muchas dudas en mi vida, pero una certeza…seguir a Jesús".